Pasos que os debéis seguir para cambiar la cerradura de vuestra puerta

En este siglo XXI debido al gran auge de las tecnologías de comunicación e información, ya se quintuplican cada día cantidades exorbitantes de información, ya sean en blogs, revistas digitales, páginas web y páginas de videos, por lo que, en cuanto a cerrajería, ya no es casi necesario llamar a alguien para que os soluciones vuestros problemas, ya podréis hacerlo vosotros mismos. Como es costumbre, gracias a las tecnologías de comunicación e información, os vamos a dar una serie de recomendaciones y consejos para que podáis cambiar la cerradura a vuestra puerta.

Un cambio de cerradura hace que vuestra casa, la gente que la habita y vosotros mismos estéis tranquilos y seguros, además de que es recomendable que se cambien las cerraduras de vuestro domicilio cada cierto tiempo. En algún momento del tiempo, vosotros mismos podréis hacer este trabajo, y, con nuestra modesta ayuda, os vamos a revelar acerca de cómo podéis cambiar la cerradura. Más si queréis instalar una cerradura más nueva, vuestra casa y familia os lo agradecerán y mantendrá a los rateros fuera del vecindario por un buen tiempo.

¿Qué cerradura debo comprar para mi puerta?

Algo que es lógico, y pues tenemos que comentaros porque siempre hay alguien que no lo hace, pero antes de que quitéis vuestra cerradura, ya tendréis que tener la nueva a vuestra disposición, nunca, pero nunca bajéis la cerradura vieja si no habéis comprado el reemplazo, y jamás dejéis la puerta sin cerradura, y prohibido hacerlo si es la puerta principal, ya que la posibilidad de un robo así en esas circunstancias se incrementa a casi un 100%.

También o va esta recomendación antes de comprar vuestra cerradura; y es que tenéis que tener en mente y con certeza la cerradura que vais a comprar, os recomendamos una cerradura que llaman de anti choque (anti bumping), con cerraduras de anti choque, a los maleantes le será mucho más difícil tratar de abrir estas cerraduras y no podrá meterse en vuestro domicilio. Puedes intentar buscar una cerradura de la misma marca de la anterior, para que la instalación sea más fácil y conseguir que hagáis esto más sencillo.

Os decimos como quitar la cerradura

Como primer punto, tenéis que echar mano de un destornillador y sacais los tornillos sujetadores de las manijas de vuestra puerta, sacad las placas decorativas y ya veréis una parte de vuestra cerradura.

Ahora veréis como el cilindro de vuestra puerta está retenido por un tornillo que es un poco largo, ahora retira el tornillo en cuestión, puede que tardes un poco más de tiempo ya que ese tornillo es largo, por lo que debéis tener paciencia y precaución al sacarlo, no vayáis a inutilizar vuestra única puerta.

Cuando hagáis el paso anterior, mete la llave de vuestra cerradura y gírala para sacarle el cilindro, si veis que no sale con cierta facilidad, revisa otra vez la cerradura, puede que haya otro tornillo por ahí que debáis sacar y que evita que el cilindro pueda extraerse, ocasionalmente, pueda deberse a que haya otro tornillo fijado y no haya sido sacado, como es obvio. Lo que debéis hacer es revisar si no quedan tornillos por sacar y así podéis sacar el cilindro sin problema alguno.

Cuando tengáis el cilindro en vuestras manos, compara el mismo con el que acabasteis de comprar, para no tener que hacer trabajos extras en el hoyo de vuestra puerta, por esto os decíamos antes que procuraras que la nueva cerradura fuese del mismo tipo que la anterior, aunque con más elementos de seguridad y protección.

Pasos para colocar la nueva cerradura en la puerta

Primero, meted la llave en el cilindro de la nueva cerradura para después meterlo en el hoyo de vuestra puerta, hay que colocarlo muy bien, para impedir percances más adelante, debéis aseguraos de que no lo colocáis al revés, ya que vais a atascar el cilindro y va a ser un verdadero suplicio sacarlo. Cuando el cilindro esté metido correctamente, colócalo en su alojamiento, es importante que quede bien fijo para no tener dolores de cabeza, ahora, debéis atornillar el tornillo largo que traen los cilindros, por lo que es lo más fácil de esta etapa de instalación de vuestra cerradura, acordaos de los tornillos extras que tuvisteis que sacar, pues debéis ponerlos todos en donde estaban.

Comprobad que vuestra cerradura haya quedado bien

Antes de continuar poniendo otras cosas en vuestra nueva cerradura, debéis aseguraos de que la cerradura está funcionando perfectamente, ahora podéis meter la llave en vuestra cerradura y girarla, así descartareis si está funcionando o no, una vez que la cerradura esté bien y que el cilindro funciona, es momento de probar la cerradura con la puerta cerrada, aquí os va una recomendación; para probarla, pídele a alguien que se quede dentro de vuestra casa o quedaos vosotros dentro de la misma y probad la cerradura.

Si llegasteis hasta aquí, vuestra cerradura ha quedado muy bien instalada. ¡Buen trabajo! Solo os queda poner las placas decorativas y los tornillos que hagan falta y listo, ya tenéis cerradura nueva.

Qué hacer si no podéis cambiar el cilindro

Cambiar vuestra cerradura no es algo del otro mundo, pero, como en todo, siempre hay excepciones, siempre se os puede complicar el cambio de vuestra cerradura y no es muy satisfactorio que digamos, es algo frustrante.

Si ya habéis hecho muchos intentos y no os podéis cambiar la cerradura, es hora de que cojas el teléfono y llaméis a un cerrajero, no os hace falta decir que tiene que ser el cerrajero de confianza, cuando lo llaméis, si es el de confianza, el trabajo os va a quedar impecable. Si queréis que el daño al bolsillo sea mínimo, tendréis que llamar al cerrajero en su horario de trabajo normal, ahora, si os tuvisteis que cambiar la cerradura en la noche, tendréis que llamar a un cerrajero a domicilio las 24 horas, y te va a cobrar un precio un poco más caro por sus servicios.

Después del cambio exitoso de cerradura, retira las viejas llaves de vuestra vieja cerradura y poned las nuevas llaves, lo mismo lo tienen que hacer todos vuestros familiares que viven contigo, de lo contrario os vais a confundir, si no colocáis la llave nueva y se os olvida, cuando lleguéis no podrás abrir vuestra puerta, por lo que tendríais que llamar al cerrajero para que os abra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *