Diferenciar a un buen cerrajero de un estafador

Por culpa de los estafadores en la cerrajería, el ramo se ha visto perjudicado desde hace tiempo, ya que algunos de estos “profesionales” les interesa sólo cobrar rápido y no les importa si han hecho un buen trabajo o no, no sólo fingen ser cerrajeros, sino que inventan hasta compañías ficticias, y en algunos casos, son criminales. Utilizan la farsa de que son cerrajeros y aprovechan para colarse en vuestra casa. Si queréis evitar esto, debéis informaros bien antes de contratar a un cerrajero profesional.

Existencia de los cerrajeros piratas

Estos pseudo cerrajeros están por allí timando gracias a su capacidad de agarrar desprevenida a las personas y a su facilidad por engañarlas, algunos de estos cerrajeros piratas colocan adhesivos en las paredes para que os llaméis de una vez cuando se os pueda presentar una urgencia.

En el sector de la cerrajería, por ser amplio y contar con mucha mano de obra, por infortunio os podéis encontrar con un fenómeno llamado intrusión laboral, que no es otra cosas de que muchos cerrajeros estén certificados y no sean profesionales capacitados de verdad. En el rango de los cerrajeros certificados se distinguen dos tipos: los que trabajan de verdad, hacen un trabajo de calidad y ofrecen precios ajustados a la realidad y los que hacen un ml trabajo pero cobran ridículamente caro, en lo que tienen relación es que si los contratáis no os van a dar factura, por lo que no ofrecen garantía, lo que conlleva a que si no os han hecho un trabajo mediocre, mal hecho y que no os solucionó vuestro problema, no podríais exigir nada.

Como verificar la profesionalidad de un cerrajero

Como primer punto y uno de los más importantes es que un cerrajero profesional siempre está ligado a una empresa y por supuesto ésta cuenta con número de teléfono y el cerrajero obvio que también. Ahora, si un cerrajero carece de esto, es una buena excusa para sospechar, ya que puede ser que este cerrajero no esté trabajando en ningún lado, por lo que es casi seguro que sea un embaucador, podéis informaros en la web acerca de las opiniones en las páginas de los cerrajeros, a ver si los comentarios son positivos o no.

Un buen cerrajero os debe ofrecer una amplia gama de servicios

Los cerrajeros no sólo trabajan 24 horas para solventar inconvenientes producto de una urgencia, los cerrajeros de calidad tienen una amplia gama de servicios que ofrecer, gracias a su experiencia en el ramo, debería ser así, los cerrajeros además de abriros las cerraduras, están perfectamente capacitados para instalar diversos sistemas de seguridad y protección, así como hacerles mantenimiento y por supuesto, repararlos. Cuando busquéis información acerca de una cerrajería, y esta os ofrece una variedad de servicio, entonces os aseguramos de que esa empresa es de confianza.

Certificados de calidad para cerrajerías y cerrajeros

Debido al problema de las estafas por parte de inescrupulosos que perjudican al sector, las autoridades decidieron dar certificados de calidad a las cerrajerías para que, una vez las contraten, ofrezcan servicios de calidad y no sean víctimas de cerrajeros piratas. Las empresas que tienen certificados de calidad, los mostrarán con orgullo en los portales web, así como en la publicidad y en la empresa donde están ubicados. Es importante lo de los certificados ya que podréis hacer una valoración a los servicios que ofrecen.

Las cerrajerías y cerrajeros os deben dar un presupuesto aproximado

Es absolutamente normal que queráis saber el precio, aunque sea preliminar, de un servicio el cual vais a contratar, más aun si el servicio va a ser a domicilio, si una empresa o un cerrajero no os da un presupuesto aproximado acerca del servicio que os va a prestar, descártalos de inmediato, ya que probablemente cobra precios exorbitantes y de seguro os dirán eso después que os hagan el trabajo y ya no vais a poder hacer nada y vais a terminan pagándolo.

Las empresas serias y cerrajeros serios siempre os darán un presupuesto si bien es aproximado, se acercará mucho al precio final, puede que cambie, o puede que no, ya que, si os pedisteis un cerrajero, por teléfono no os podéis explicar bien vuestro problema sino hasta que el cerrajero esté en vuestra casa, y ya allí si os dará el precio que es, si el cerrajero es de una compañía seria y responsable, el precio va a variar un poco y va a seguir siendo económico, en cambio, si os dan un presupuesto aproximado y resulta que tras la revisión, el precio pasó de ser relativamente bajo a ser ridículamente exorbitante, podréis prescindir de los servicios de este cerrajero estafador.

Debéis recordar que si el cerrajero no ha empezado el trabajo, os podéis pedir que se marche y así no vais a pagar nada. También hay cerrajeros que, pese a daros presupuesto y todo lo demás, hacen un trabajo extremadamente malo, para evitar que un cerrajero os time, nunca vayáis a abonar o a pagar el servicio de cerrajería que necesitéis antes de que os lo hagan y os hagan el trabajo o la reparación bien, es decir, que si un cerrajero os va a hacer un trabajo con vuestra cerradura, deberíais cercioraos de que vuestra puerta y cerradura queden funcionando correctamente.

Aunado a esto, deberíais siempre, siempre pedirle factura al cerrajero, si no os da factura, estáis frente a una persona que no está certificada y por lo tanto puede ser que sea un embaucador.

Por último, debéis recordar que si vais a requerir los servicios de una compañía de cerrajería y esta no os da confianza, contrata a otra, es una buena idea pedir referencias de empresas a vuestros familiares, amigos, vecinos y gente de confianza, ya que alguno pudo sufrir una emergencia en el pasado y de seguro llamó a alguien, y si les hicieron un buen trabajo, no dudarán en recomendarlo.

Lo bueno es que tenéis un amplio abanico de empresas del cual escoger, si os han hecho un buen trabajo de cerrajería, por lógica, debéis guardar el número de teléfono del cerrajero o la compañía, para que no sufráis en el futuro y evitar así llamar a un cerrajero embaucador, y, por buena fe, puedes recomendar al cerrajero que os ayudó.